El Examen Físico: ¿Qué Esperar De La Visita Al Veterinario?

La visita para una vacuna, una revisión semestral, una pequeña afección… todos ellos son un buen momento para explorar detenidamente a tu animal. Lo que parece una simple manipulación del animal, nos reporta en realidad una gran cantidad de información sobre la salud o enfermedad de nuestra mascota. ¿Pero en qué consiste este examen físico?

Generalmente, para no dejarnos nada en el tintero, seguimos un orden, por ejemplo, de la cabeza a la cola. Empezamos por los ojitos, primero un vistazo directo y posteriormente con ayuda del oftalmoscopio. Continuamos con la cavidad bucal, color de mucosas, observación del pabellón auricular y conducto auditivo con ayuda del otoscopio, ganglios linfáticos, auscultación pulmonar y cardiaca, palpación abdominal, observación directa de la piel y cepillado con un peine atrapa-pulgas. Terminamos con lo que más les cuesta tolerar, la toma de la temperatura rectal y manipulación de las patitas para observar almohadillas y cortar uñas si fuera necesario.

En la exploración empleamos prácticamente todos nuestros sentidos: vista, oído, olfato y tacto, afortunadamente el gusto lo dejamos aparcado. Así, no nos podemos conformar con un simple vistazo de la boca o el oído. Debemos acercar nuestro “hocico” para detectar halitosis o una secreción ótica patológica. Tampoco nos podemos olvidar del peso de nuestro animal. Un gran aumento o descenso del peso en poco tiempo sin una causa aparente puede ser signo de enfermedad.

Además durante la exploración del animal el veterinario te realizará una serie de preguntas sobre todo aquello que no puede observar en ese momento, cómo son las heces y orina, la cantidad de agua que bebe, la presencia de estornudos, toses, etc.

El objetivo de estas revisiones es detectar posibles enfermedades en estadíos tempranos, por ejemplo, observar la presencia de sarro para realizar una limpieza bucal antes de que sea necesario extraer piezas bucales. Un pelo poco brillante o una piel con caspa o excesivamente grasa puede significar problemas nutricionales. Es importante detectarlos a tiempo antes de que otros órganos puedan verse afectados.

¡Acude a tu veterinario con regularidad para asegurar la salud de tu amigo!

exploración 1 exploración 2 exploración 3 exploracion4 exploración5 exploración6