¿Ya Has Protegido A Tu Mascota Frente A La Filariosis?

¿Qué es la Filaria?
Las  filarias son parásitos que afectan al perro, gato y hombre entre otros mamíferos. Conocida como gusano del corazón, se trata de un gusano, que se aloja en las arterias pulmonares y en el corazón de los animales infectados, generalmente el perro.

El parásito es transmitido por un mosquito que crece preferentemente en zonas cálidas, de ahí que en España las zonas con más riesgo para nuestras mascotas sean las Islas Canarias, el sur de la península y la zona del Mediterráneo.

¿Cómo se infecta mi perro?

El ciclo comienza cuando un mosquito pica a un perro infectado por Filaria, junto con la sangre de éste ingiere las larvas del parásito que evolucionarán en su interior. Cuando este mosquito pique de nuevo a un perro sano, le inoculará junto con su saliva las larvas, que migrarán hasta las arterias pulmonares y corazón. Una vez alcanzado el periodo adulto se reproducirán y las larvas pasarán al torrente circulatorio del perro. El ciclo se cierra cuando un nuevo mosquito ingiere las larvas junto con la sangre del perro infectado.

ciclo filaria

¿Qué síntomas puede tener mi perro?

  • Tos
  • Dificultad al respirar
  • Síncopes cardiacos tras un ejercicio intenso
  • Líquido en abdomen
  • Anorexia y pérdida de  peso

 

¿Cómo puedo proteger a mi perro de esta enfermedad?

La mejor forma de luchar contra esta enfermedad es prevenirla, ya que una vez los parásitos adultos se encuentran en el corazón del perro el tratamiento puede tener más riesgos, pero ¿cómo prevenirlo?

  • Recuerda que la filariosis es transmitida por un mosquito, protégelo frente a ellos desde principios de mayo a finales de noviembre, su época de actividad. Existen productos repelentes de mosquitos para tu perro tanto en forma de collar como de pipeta.
  • Evita en la medida de lo posible las zonas de mayor concentración de mosquitos en estas épocas del año, como pantanos, aguas estancadas, cultivos de ragadío…
  •  El uso de tratamientos preventivos para la filariosis ha demostrado ser la forma más eficaz para prevenir la enfermedad. Estos tratamientos matan a las larvas presentes en el perro, evitando que se transformen en gusanos adultos. Es recomendable el uso de estos productos una vez al mes en zonas de alto riesgo, o en caso de un viaje ocasional una dosis única a la vuelta. Puedes encontrar en el mercado diversos productos para este fin, tanto en forma de pipeta como de comprimido.
  • Pregunta a tu veterinario cualquier duda que puedas tener a cerca de la prevención y detección precoz de la enfermedad, él/ella será quien mejor te asesore.